Cangrejos ermitaños herbívoros

En el grupo de los cangrejos ermitaños herbívoros encontramos una especie muy propicia para nuestro acuario marino. Son los cangrejos ermitaños herbívoros, especies que se alimentan de materia orgánica en descomposición o plantas.

Cuidados de los cangrejos ermitaños herbívoros en el acuario

Estos cangrejos no son difíciles de mantener en el acuario. Requieren de un control de parámetros adecuado y de poca complicación. Son bastante aptos para el acuario gracias a su gran capacidad de adaptación; se adaptan muy bien en acuarios con compuestos nitrogenados.
Una etapa importante a tener en cuenta en el desarrollo de estos ejemplares es el de la muda, cuando cambian a un nuevo esqueleto. Este nuevo esqueleto requiere del suficiente calcio y carbonato, pues en ausencia o baja concentración de estos se dan varios problemas para que el animal pueda formar su nuevo esqueleto.

Para cuidar a los cangrejos ermitaños herbívoros en el acuario es de mucha importancia tenerlos apartados de cualquier especie de peces picudos. Es preferible que en su hábitat no estén este tipo de peces, ni los peces globo o peces ballesta. Esta clase de especies terminan extrayendo al cangrejo ermitaño de su protección. También es importante que el cangrejo sea totalmente herbívoro o que se le mantenga con especies marinas que no pertenezcan a su alimentación. Muchos cangrejos pueden terminar alimentándose de otros animalitos en el acuario.

[Imagen: Calcinus tibicen.jpg]

El cangrejo ermitaño se caracteriza por emplear las conchas de otros animales marinos para protegerse, ya que poseen un abdomen blando. Este abdomen se puede enrollar perfectamente para encajar en la concha que el cangrejo escoja. La protección es para evitar que algún depredador lo devore. Si no utilizara dicha protección, el cangrejo ermitaño sería devorado por otros peces. Gracias a que su parte delantera está equipada de una coraza, sólo necesita cubrir su abdomen y otras partes vulnerables. Su vista también le permite saber cuándo se acerca un depredador.

A medida van desarrollándose y creciendo, los cangrejos ermitaños herbívoros ocupan de conchas más grandes. Hay que conseguir conchas similares a las que se encuentran en su lugar de origen. Estas conchas se van proporcionando a medida que el animal va creciendo. La gran ventaja es que se adaptan a varios tipos de concha. Una buena recomendación es darles a escoger entre 3 a 4 conchas diferentes, pues ellos mismos escogen la más adecuada.

Lo más importante en su cuidado dentro del acuario es proporcionarle el calcio y los carbonatos, aparte de las conchas con un tamaño adecuado y la alimentación con algas.

[Imagen: Paguristes cadenati.jpg]
Especies más comunes de cangrejos ermitaños herbívoros

Veamos ahora las especies más comunes para llevar al acuario.

Calcinus tibicen. Se le encuentra en el Mar Caribe. Su alimentación incluye principalmente a las algas verdes. Su tamaño es de 2 a 4 centímetros. Posee un color rojizo oscuro. Es una especie muy compatible con el acuario de arrecife.

Calcinus elegans. Esta especie se caracteriza porque tiene patas azules, se suele encontrar en el Océano Indo pacífico. Se trata de una de las especies más demandadas y populares entre los aficionados a la acuariofilia. La mayoría de estos cangrejos suele medir entre 2 y 5 centímetros. Se alimentan de algas verdes y filamentosas. Sin embargo, no son totalmente herbívoros, pues su alimentación también incluye restos de alimentos que no se hayan consumido.

Paguristes cadenati. Otra especie procedente del Mar Caribe. Miden como máximo unos 2,5 cm. Pese a este tamaño, se alimentan de suficientes algas que estén en las rocas. Poseen un color rojo y para las conchas escogen las más cómicas y de tamaño pequeño como suelen ser las de los caracoles Rhinoclavis. Para mantenerlos en el acuario se requieren unos 10 litros de agua por ejemplar.

Related Posts

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )