El estrés en los peces marinos

2863778947_7b9da5c0ed_m_zpsibmjfkrt
El estrés en los peces quizás es una de las primeras cosas que oímos cuando iniciamos en este mundo, y muchos se harán preguntas básicas como, que es eso, por qué es causado, y como puedo evitar esto en mis animales. A continuación se hablara sobre este problema y así ayudar a tener una idea para reducir los riesgos de estrés.

¿Qué es el estrés en los peces?

Los peces están adaptados a una serie de condiciones dependiendo de la especie, si los parámetros son inadecuados todo su organismo sufriría una serie de cambios negativos, es decir, los órganos empiezan a trabajar forzadamente para tratar de mantener los niveles internos del cuerpo del animal, a esto se le conoce como estrés.
Eventualmente los peces pueden sufrir de un poco de estrés y ser tolerado (algunos peces tienen la capacidad de tolerar más estrés que otros) sin embargo no quiere decir que por esto un pez pueda ser sometido a condiciones abruptas. Se debe brindar un ecosistema ideal para aumentar la calidad de vida, menos estrés es énfasis de pez sano y fuerte.

Efectos del estrés

Deterioro significativo de los peces a mediano y largo plazo, es decir, acorta su periodo de vida, esto induce a no criar (reproducirse), afecta gravemente su sistema inmunológico de tal forma que disminuye la capacidad de defenderse de parásitos y enfermedades, daños físicos visibles y no visibles, que pueden curarse lentamente o no curarse en presencia del estrés; mucho estrés constante puede causar la muerte rápidamente.

¿Cuáles son las principales causas del estrés?

El estrés en los peces puede ser ocasionado por estímulos físicos o químicos. Hablaremos únicamente sobre las causas hacia los peces de arrecife, no obstante estas no varían para otras especies más que diferencias de parámetros como temperatura, pH, kh, etc. Son cosas que se deben estudiar de las distintas especies de peces que se desea mantener.

Factores causantes de estrés en los peces de arrecife:

– La temperatura; los peces marinos de arrecife conviven en temperaturas tropicales que van desde los 24 a 28 grados centígrados, mantenerlos en temperaturas superior o inferior es causante de estrés.

– La salinidad; la densidad de la salinidad que se debe mantener ronda los 1024 a 1028, a pesar de que densidades de 1020 y 1030 parecen no afectarles, llevarla por encima o debajo de esto es estresante para los peces marino.

– El pH, es lo que determina que tan acida o alcalina es el agua, un pH ideal ronda los 8.0 y 8.3, es decir, alcalino. Valores de 7.8 y 8.4 son tolerados perfectamente, niveles por debajo o encima pueden ser letales bajo la situación de estrés que acarrea.

– Variaciones constantes; los parámetros tienen ciertos niveles ideales como se menciona arriba, pero las variaciones repentinas y violentas no son resistidas por los peces, por ejemplo, una temperatura de 28º bajada bruscamente a 24º, o una salinidad de 1023 subida a 1028 sin control, mantener valores regulares es un factor importante si se desea un ecosistema idóneo para un pez, pequeñas fluctuaciones pueden ser toleradas, pero cambios grandes descontrolados afectan directamente a sufrir de estrés y pueden ser letales.

– Niveles de amoniaco y nitrito, El amoniaco es sumamente toxico para los peces, su presencia incluso en valores de 0.1ppm pueden ser letales bajo la situación de estrés ocurrida por la toxicidad. El nitrito a pesar de que es menos dañino, no deja de ser toxico, produciendo estrés y en una concentración elevada muy letal. Sin embargo ambos niveles no deben ser preocupantes en un acuario ya establecido, ya que son metabolizados rápidamente por las bacterias nitrificantes.

– Niveles de nitratos; los nitratos se podría decir que no son toxico para los peces, no obstante a niveles muy elevados si pueden ser un problema. Hay especies que soportan niveles mayores de 100ppm de nitrato, otras a concentraciones de 50ppm pueden sufrir de estrés (como los cirujanos). Lo recomendado seria prevenir que sobrepasen los 25ppm.

– Espacio limitante; Existen especies de peces que necesitan más espacios que otras para su nado, mantener a un pez que requiera un acuario de 300lts en uno de 100lts es estresante.

– Agua de reposición; Hay un gran porcentaje de personas que utilizan agua del grifo para reponer el agua evaporada, introduciéndole al acuario sustancias venenosas como, metales pesados y cloro, ambos extremadamente tóxicos, además probablemente  aumente las concentraciones de nitratos. Esto es sumamente estresante para los peces.

– Agresiones por otros animales; Cada especie de pez tiene diferente temperamento, algunos son más agresivos que otros, un pez que se encuentre agredido constantemente por otro, algo muy común, es muy traumático, produciendo mucho estrés.

– Mala alimentación; No aportar la nutrición adecuada es de gran estrés para los peces, debilitando rotundamente su sistema inmunológico.

– Correcta oxigenación; Los peces necesitan de oxigeno abundante, una baja circulación o una alta temperatura (a mayor temperatura menos oxigeno disuelto) pueden ser factores de un déficit de este, esto sin duda afecta directa y fuertemente la salud de los peces, es decir, muy estresante.

– Medicar de forma inadecuada; medicar descontroladamente, usando químicos o productos que son dañinos si se utilizan sin el conocimiento adecuado. Por ejemplo, un tratamiento común en los peces marinos, es el “baño de agua dulce”, que consiste en introducir al pez en agua dulce por unos minutos para erradicar al parasito, esto es rotundamente estresante. Cada tratamiento que se realice debe ser con el cuidado y conocimiento apropiado.

– Voltaje en el agua, a pesar de que este hecho es poco común no se puede dejar a un lado, equipos como las bombas por ejemplo, pueden presentar defectos en el cableado produciendo un paso de electricidad al acuario, esto es traumático para los peces y por supuesto mientras más intenso es el problema aumenta la gravedad y daños, muy estresante.

Se podría decir que estas son unas de las principales causas por la cual los peces sufren de estrés comúnmente.
Proveerle las condiciones adecuadas, aumentara la calidad de vida del pez.

¿Cómo saber cuando un pez padece de estrés?

Muchas veces no nos damos cuenta que un pez esta estresado hasta que explota con alguna enfermedad, pero no hace falta esperar que el pez enferme para lograr saber que está bajo situación de estrés.
Cada especie tiene un comportamiento característico, es decir, un pez que es gran nadador se encuentre nadando poco, son síntomas de estrés.

 

Respiración acelerada es otro síntoma, un pez que respire aceleradamente puede ser por déficit de oxigeno, traumas de ataques (daños) o en su defecto el brote de alguna enfermedad, esto es muy estresante.
Peces muy asustadizos pueden presentar respiraciones aceleradas continuamente, cuando introducimos las manos al tanque, apagar o prender repentinamente la luz también puede asustarles y causar alguna agitación en sus branquias. Estas últimas pequeñas situaciones de estrés son toleradas y se podría decir que no son dañinas.

Un pez que se encuentre escondido entre las rocas y no salga para comer, es señal de estrés.

Como se menciono anteriormente daños en aletas y escamas suelen curar rápido, de no ser así es referencia de que el pez sufre de estrés.

Un pez que coma sin ganas también es síntoma de estrés.

Lógicamente la presencia de alguna enfermedad es señal de estrés.

Recomendaciones:

Acatar las causas y controlar cualquier problema mencionado para tratar de ofrecer un ecosistema con las mejores condiciones requeridas para los peces marinos. Si brindamos los requisitos apropiados para mantener un acuario, podemos conservar peces sanos y fuertes durante años.
Related Posts

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )