Los nutrientes en el acuario de arrecife

Los nutrientes comúnmente presente en nuestros sistemas (fosfato, nitrato y silicato) son compuestos inorgánicos productos de la metabolización y descomposición de los compuestos orgánicos que tienen su ciclo originado por todos los habitantes del sistema marino. Requieren de ciertos controles o chequeo constante en acuarios jóvenes para evitar futuros problemas en la calidad del agua y salud de los habitantes. Si bien su presencia es necesaria, su exceso (hecho común en acuarios donde aun no se conoce la exportación y soporte de la carga biológica) perjudica principalmente a corales e invertebrados.

 

¿Qué es el fosfato en el acuario marino?
 El fosfato (fósforo-oxigeno), es un nutriente generado por los desechos de los animales y que se encuentra en altas concentraciones en los alimentos que se suministran al acuario, sobre todo en congelados, en los desechos de los animales, descomposición animal y vegetal, volviendo así, su presencia a la columna del agua, por ende esto es lo que llamamos el ciclo del fósforo en el agua marina. El fosfato se presenta de forma orgánica (fase en la que no ha sido desdoblada por las bacterias para convertirse en inorgánicos ortofosfatos) los fosfatos orgánicos pueden ser aprovechados directamente por los corales y pocas algas son capaces de metabolizar el fósforo en esta fase, por lo que fosfatos orgánicos no es una causante de explosión de algas. Los fosfatos inorgánicos (ortofosfatos) es la fase comúnmente presente en el acuario marino y, que da paso a explosiones de micro-algas y cohibición de calcificacion en las estructuras calcáreas de los corales si este se encuentra en altas concentraciones.
Algunas pautas para controlar el rango de fosfatos en nuestro sistema:
– Disponer de una correcta circulación y evitar lo que son llamadas “zonas muertas” para que los desechos y sobras de alimento (materia orgánica) puedan ser retirados por la filtración mecánica.
– No sobrealimentar y evitar los alimentos congelados constantemente.
– Utilizar agua totalmente pura para la reposición y cambios de agua, de ósmosis o destilada. El agua del grifo puede contener altas concentraciones de fosfato, su uso puede acarrear grandes problemas con este y otros nutrientes.
– Utilizar métodos de reducción de nutrientes como, refugios de algas, biopellets, resinas, etc.
¿Qué es el nitrato?

El nitrato como bien se ha comentado antes, es un nutriente producto del ciclo del nitrógeno metabolizado por las bacterias aeróbicas nitrificantes, el amoniaco es transformado en nitrito (NO2) por estas, y finalmente el nitrito (NO2) en nitrato (NO3). Este nutriente también es aprovechado por las algas y en altas concentraciones ocasiona plagas de estas, si bien su presencia no es dañina como lo son el amonio y nitrito, su exceso afectaría directamente a los habitantes del sistema, en un rango máximo de 10ppm para los invertebrados y 50ppm para los peces, ya que ocasiona estrés en estos, conllevándolos a enfermedades.

Para reducir los niveles de nitrato en el sistema debemos llevar los siguientes controles:
– No sobrepasar la carga biológica de nuestro acuario, es decir, no introducir más animales (peces principalmente) de lo que el acuario pueda soportar.
– Mantener una buena circulación por todo el sistema y un buen filtrado mecánico, principalmente un Skimmer que se adapte a las necesidades del acuario para que pueda retirar todos los desechos orgánicos de los animales.
– Usar agua de osmosis o destilada.
– Al igual, utilizar métodos de reducción de nutrientes como, refugios de algas, biopellets, resinas, etc.

¿Qué es el silicato?
 El silicato (silicio-oxigeno), es un nutriente que aunque se encuentra en bajas concentraciones si los niveles aumentan pueden acarrear proliferaciones de algas con caparazón de silicio, como lo son las diatomeas. principalmente por la utilización de agua con baja pureza, como por ejemplo el agua del grifo pueden aumetar lo niveles de silicatos. La presencia de silicatos no es toxica para los habitantes, incluso algunos individuos del sistema utilizan el silicato, como las esponjas por ejemplo que forman sus estructuras de espiculas de silicio, pero acarrea a plagas de algas diatomeas comúnmente, problema que afecta la estética del acuario. Básicamente para evitar que existan concentraciones elevadas de este nutriente en nuestros acuarios, es asegurarse de la correcta utilización de agua destilada o de ósmosis para reponer la evaporación y cambios de agua.

 

 Al igual que los balances iónicos, existe el balance biológico que determinara el equilibrio y tasa adecuada de nutrientes, ya que no solo las algas utilizan estos nutrientes, sino muchos organismos beneficiosos y que forman parte del balance del sistema, además los corales poseen algas que habitan en sus pólipos, estas necesitan de los nutrientes mencionados para poder metabolizar de forma correcta sus procesos y aportarle los beneficios de alimentación a los corales. Es decir, los acuarios necesitan de nutrientes en un rango idóneo para un correcto equilibrio, el problema viene cuando no se controlan estos y se excede su presencia.

Se podría decir que los valores correctos para cada uno serian:
Fosfato un mínimo de 0.03ppm y un máximo de 0.08ppm.
Nitrato, mínimo 0.5ppm máximo 5ppm.
Silicatos, para evitar la aparición de diatomeas 3ppm máximo.

 

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )