Peces Marinos Ornamentales

Definición general 

Los peces son animales acuáticos vertebrados por lo general recubiertos de escamas que habitan tanto agua dulce como salada, para la respiración disponen de branquias y su nado es dirigido por las aletas.

Los peces marinos ornamentales o tropicales de arrecifes se destacan por su gran coloración y belleza formada por sus pigmentos, llevando a la fascinación al mundo de la acuariofilia y buzos de arrecife. Existen una cantidad muy grande de peces marinos de arrecifes, siendo los peces cirujanos, payasos, ángeles, gobios, labridos y mariposas, los más demandados por el comercio de la acuicultura.

La coloración de los peces de arrecife está dotada para ahuyentar depredadores o informar lo venenoso que puedan ser algunos. Muchas especies viven en simbiosis con otros animales, otras viven en cardúmenes o solitarias.

 

Características de los peces marinos:

  • Los peces marinos de arrecifes al igual que la mayoría de los peces, son ectotérmicos (su temperatura corporal es igual al entorno que los rodea), debido a esto son muy sensibles a las variaciones o cambios bruscos en la temperatura, por ello también su consumo de energía es menor al de la mayoría de los animales vertebrados terrestre y requieren de menor cantidad de alimento.
  • Muchos peces viven en cardúmenes como mecanismo de defensa principalmente, de ser uno de estos abandonados por el grupo, por lo general terminan muriendo de estrés o consumido por un depredador.
  • Algunos peces viven en mutualismo con otros, es decir, se benefician uno del otro para subsistir saludables. Por ejemplo los peces payasos habitan en anémonas, las cuales brindan protección de depredadores que son susceptible a sus cnidocitos (la mayoría), estos a su vez le brindan también protección de depredadores que no son afectados por sus cnidocitos, limpieza, oxigenación y alimentos mutuamente. Recalcamos que es un mutualismo ya que uno puede subsistir sanamente sin el otro.
  • Otros peces realizan simbiosis con otras especies, donde se aportan protección, refugio e incluso alimento, pero a diferencia del mutualismo la simbiosis por lo general es casi vital en las especies, por ejemplo; el bagre o la anguila morena que constantemente tienen la presencia de un pez limpiador (labrido limpiador), que retira y extrae restos de comida en sus dientes y ectoparásitos, y este a su vez aprovecha todo eso de alimento, de esta forma ambos se beneficien y se necesitan uno del otro.
  • Aunque los líquidos corporales de los peces marinos tienen bajas concentraciones de sales, necesitan una alta densidad de sal en su entorno. Sin embargo el proceso osmótico les genera una gran pérdida de agua en su cuerpo por lo que los peces marinos se ven obligados a consumir agua continuamente, pasando por el proceso de la eliminación de la sal a través de la orina y las branquias, los peces de agua dulce pocas veces consumen agua de su medio a comparación con los marinos, por lo que consumen menos energía y generan menos desechos. Los peces marinos están adaptados a densidades de sal en el mar que van por lo general en 1028-1032, 35g/l-38g/l cambios radicales en la salinidad no son soportados.
  • Los peces marinos tropicales necesitan descansar, es decir, necesitan de un periodo nocturno completamente a obscuras para reponer energías. Aunque su proceso de descanso es muy diferente al de nosotros y no puede llamarse “dormir” ya que no poseen parpados, pues también necesitan reponer energías en un periodo de descanso. Aunque no lo parezca muchos animales que habitan los arrecifes no necesitan dormir, por lo que las noches se vuelven muy activas y muchos de estos esperan este periodo para buscar alimento o depredar a sus presas. Muchos peces han desarrollado mecanismos de defensas durante su periodo de descanso nocturno, por ejemplo el pez loro segrega una capa de mucus para no desprender olores, escapando así de la depredación de muchos animales. Otros como los tiburones no necesitan dormir ya que su cerebro esta poco desarrollado y también aprovecha este momento para cazar.

 

Esqueleto y masa muscular

esqueleto-pez

Los peces marinos de acuicultura son Osteíctios, es decir, de esqueleto óseo. Presentan una columna vertebral (formada por vertebras) con una medula espinal, que va desde el cráneo hasta la aleta caudal. Las vértebras optan espinas óseas laterales formando así, las costillas en cada lado del cuerpo del pez. El esqueleto del pez está recubierto de músculos, los músculos de los peces a diferencia de los animales terrestres no poseen tendones, a su vez poseen miotomas como tejido conectivo permitiendo así la flexibilidad. Algunos peces como los tiburones poseen esqueleto cartilaginoso.

Aletas

Los peces de arrecife poseen aleta caudal (en la cola del pez), aleta dorsal (parte superior), aleta anal y pélvica (parte inferior) y aleta pectoral (ubicadas después de las branquias). Las aletas se constituyen por radios cartilaginosos para la flexibilidad y movimiento de estas.

Branquias

Las branquias de los peces están protegidas por una lámina ósea llamada opérculo, estas son las encargadas de la captación del oxígeno y el intercambio gaseoso para la expulsión de dióxido de carbono generado.

Las branquias contienen filamentos capilares, llamados también filamentos branquiales, donde se procesa el oxígeno.

El proceso de respiración va dado al paso de agua por la boca del pez, entrando a la faringe, la cual está conectada directamente con las branquias. El corazón bombea la sangra hacías las branquias para oxigenarla y pasarla a todo el torrente sanguíneo.

Boca

Los peces marinos ornamentales poseen mandíbulas compuestas de dientes para despedazar los alimentos, también disponen de papilas gustativas en sus labios y lengua. Capaces de saborear y reconocer los alimentos.

Olfato

Disponen de olfato, algunos lo tienen más desarrollados que otros, el olfato les permite reconocer la comida, sus géneros de sexo opuesto para aparearse, incluso algunas especies dependen principalmente del olfato para alimentarse, como las morenas (tienen un olfato muy desarrollado).

Visión

Los peces disponen de dos ojos a los costados de su cabeza, sus pupilas son más sensibles a la luz que la del ojo humano por lo que pueden ver más a ciertos grados de oscuridad. Su visión también es a color, y aquellos peces en cautividad, el encendido de la iluminación artificial ha de ser lento para no dañar las células fotorreceptoras y evitar ocasionar estrés repentino.

Audición

Aunque en el mundo marino existen especies con oídos muy desarrollados, en realidad el oído de los peces marinos ornamentales esta poco desarrollado. No obstante son sensibles a altas vibraciones o sonidos fuertes que pueden provocar estrés.

Línea lateral

La línea lateral se podría decir que es la sustitución de los oídos, esta le permite a los peces sentir vibraciones electrificas producidas por objetos, presas o depredadores, y así mantener el equilibrio hacia dónde dirigirse y no chocar con objetos, sentir que tan cerca esta su comida o su depredador.

Aletas

Tacto

Definiendo casi todos los sentidos que tienen los peces en generales que engloba a los peces marinos tropicales, los peces responden sensiblemente al tacto, y pueden sentir picazón, dolor y sufrimiento.

Órganos

Imagen de mundozoologia

  • Cerebro; el cerebro se encuentra protegido por el cráneo del pez al igual que los humanos, y es el encargado de comandar todas las funciones del organismo.
  • Corazón; bombea la sangre a las branquias y de ahí parte al resto del organismo.
  • Esófago; conectado directamente con la faringe y la boca, y es el conductor del alimento hacia el estomago
  • Estomago; órgano donde se ejecuta la digestión.
  • Páncreas; principalmente encargado de la segregación de enzimas digestivas.
  • Hígado; se encarga de absorber los nutrientes de los alimentos.
  • Intestinos; se encarga de la acumulación y descomposición de desechos de comida (heces).
  • Riñón; purifica la sangre, expulsa las impurezas y elimina los excesos de sales, producto de esto es la orina (los riñones de los peces marinos son mucho más activos que los de peces de agua dulce).
  • Ano; orificio de evacuación de orina y heces.
  • Vejiga natatoria; es la encarga del poder ascendente y descendente en el nado de los peces en el llenado de gas, es decir, cuando el pez quieres ascender llena la vejiga de gas, cuando desciende la vacía.
  • Gónadas; glándulas sexuales que pueden ser femeninas (producción de óvulos) y/o masculinas (producción de esperma). Aparato encargado de la producción de gametos sexuales.
  • Piel; la piel de la mayoría de los peces ornamentales óseos están cubiertas por escamas y una mucosa protectora. Las escamas parten de la dermis, el tipo de escamas que recubre a los peces de arrecife óseos es las cicloides y ctenoides, constituidas principalmente de colágenos y un poco de carbonato de calcio. Algunos peces como los gobios y anguilas morenas no poseen escamas, a su vez la mucosa protectora es más densa que las de los peces con escamas. La coloración está dada por pigmentos por ello que los colores sean tan espesos y brillantes.

morfológia pez payaso

Imagen de mundozoologia

 

Alimentación y defecación

Los peces marinos pueden ser, carnívoros, herbívoros u omnívoros. Los carnívoros y omnívoros utilizan la depredación de animales más pequeños capaces de caber en la boca, normalmente larvas, o pequeños animales pertenecientes a la micro fauna de la roca. Los herbívoros aprovechan principalmente la nutrición vegetal y rara vez depredan o comen algún animal.

Los peces disponen de un solo orificio “el ano” donde expulsan las heces, la orina, gametos sexuales y huevos.

 

Reproducción

La mayoría de los peces marinos de arrecifes son ovíparos, es decir, la hembra expulsa los huevos y el macho los fecunda con el semen lleno de espermatozoides. Algunas especies son vivíparos como el caballito de mar, las larvas nacen inmediatamente del útero del progenitor con un tamaño mucho más grande que las larvas de los ovíparos, siendo más fácil su alimentación y menos probabilidades a la depredación, para la fecundación se requieren del acto sexual de la hembra y el macho.

 

Cuidados generales de peces marinos ornamentales

Los peces marinos de acuicultura, son muy sensibles a variaciones de salinidad y temperatura, siendo ideal mantener una densidad ESTABLE que vaya desde 1025 a 1028, y una temperatura de 25 o 26 grados centígrados. También son muy vulnerables a la presencia de compuestos químicos externos, como perfume, jabón, cloro, aerosoles y metales pesados. Como bien sabemos la presencia de amoniaco y nitrito interfiere en los glóbulos rojos causando una grave toxicidad. La presencia de nitrato tampoco debe ser superior a 50 ppm.

El pH y la oxigenación disuelta forman parte de los factores de vital importancia para mantener a los peces; disponer de un correcto movimiento de agua para distribución de oxígeno en toda el agua y mantener así lo niveles de pH óptimos bajando la concentración de co2. El pH debe mantenerse entre 7.8 y 8.3 sin fluctuaciones bruscas, ni mucho menos fuera del rango apropiado.

Si guardamos una estabilidad en los parámetros, tenemos asegurado el 70 % de la salud del pez, el resto va dirigido hacia la alimentación, refugio o escondites para su descanso, evitar los enfrentamientos en las combinaciones de especies y mantener un correcto fotoperiodo simulando a la naturaleza como mejor sea posible.

También cabe destacar la evasión de flash originados por cámaras fotográficas que desorientan al animal, sonidos o zumbidos fuertes (como escuchar música a alto volumen) pueden perjudicar gravemente sus órganos.

Luis David

About Luis David

Amante a la acuariofilia Marina.

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )