Roca Muerta

Roca Muerta

roca muerta  La forma común o primeramente mencionada de arrancar el ciclado de un  acuario marino, es utilizando roca viva altamente porosa, pero ¿será  realmente esta, la forma obligatoria de hacer un ciclado? La base  fundamental del filtrado biológico lo proporciona la roca, siendo el pilar del  establecimiento de las colonias bacterianas, sin embargo no es obligatorio  en su totalidad el uso de una roca altamente llena vida para ciclar y  establecer un acuario marino.

 

La roca muerta (que alguna vez fue viva), sirve perfectamente de igual forma que la roca viva. Así mismo la roca muerta nos aporta múltiples ventajas que carecen en la roca viva, tales como; libre de todo tipo de plagas, porosidad totalmente libre de cualquier organismo que suele taparlas, ningún tipo de materia orgánica contaminante, y nos permite a nosotros los acuaristas armar estructuras cortando y pegando rocas cómodamente.

Ciertamente un ciclado con roca muerta tiende a ser algo más lento por el poco-nulo establecimiento bacteriano, en este proceso es recomendable agregar algo de materia orgánica para que descomponga, generando así, proliferación de bacterias nitrificantes. No obstante implementar en pequeñas porciones roca viva Madura es de gran ayuda, no solo para población bacteriana, sino para expandir diversidad de macro y microrganismos en aquella roca totalmente inerte.  Mencionamos el uso de roca viva “Madura” por el hecho de evitar cualquier tipo de plaga, en este caso podríamos usar 90% roca muerta y el 10% restante roca viva madura.

Si nuestra meta es evadir las probables plagas que contenga la roca viva, utilizar una roca totalmente “Limpia” libre de materia orgánica y armar estructuras firmes y llamativas, la roca muerte es la mejor opción. Últimamente los aficionados más experimentados inician sus sistemas con roca muerta y poco porcentaje de viva por las ventajas ya descritas. Ahora bien debemos saber que antes de la utilización de cualquier roca muerta, esta debe llevar un proceso de curado para la erradicación total de materia orgánica.

El proceso de curado, es un procedimiento que consta en pulir plenamente la roca para asegurarnos de que la utilidad que le demos a esta sea pulcra. Dicho proceso (explicado brevemente) se lleva acabo regando la roca, cepillando y separando los restos de coralina y organismos calcáreos que crecieron en ella cuando era viva. Enjuagar con abundante agua (del grifo en este caso) y colocar al sol por un tiempo determinado, una vez la roca se consigne blanca (beige claro), se expone a un tratamiento de agua con CLORO (Cl) para eliminar totalmente la materia orgánica, nuevamente es expuesta al sol para que el cloro evapore y lavada con abundante agua (de osmosis). Es un proceso algo tedioso.

Algunos acuaristas una vez ya curada, cocinan la roca muerta sumergiéndola en agua salada con circulación y bioactivandola agregando bacterias y algunos fragmentos de roca viva. Esto se debe a que al momento de iniciar el ciclado, este se ejecute más rápido.

Intercambio de roca; aficionados experimentados suelen sustituir un pequeño porcentaje (entre 15% y 25%) la roca madura de su tanque ya “vieja” por roca inerte. Es un proceso muy beneficioso ya que con el paso de los años las rocas se tornan ineficientes. La roca muerta introducida al cabo de unos meses estará repleta de vida al igual que las del resto del sistema.

Uso de roca muerta en el sump

roca muerta1

Tocamos este punto un poco desviado del tema que enfatiza la roca muerta. La razón es la gran recomendación de implantar roca en el sump, ¿Por qué? Técnicamente la roca en el sump no es plagada de algas (calcáreas principalmente) si la mantenemos a oscuras, y su porosidad tampoco se ve sometida por la base de la gran cantidad de corales. Esto permite que la roca mantenga su eficiencia para el asentamiento bacteriano. Si dispones de espacio en tu sump sería benéfico para tu sistema introducir roca muerta, si es viva introdúcela por tres o cuatro partes.

 

Concluyendo este articulo; actualmente bajo el criterio y experiencia de muchos acuaristas marinos, utilizar roca muerta se ha vuelto algo muy favorable en la unión de pequeños porcentajes de roca viva para la activación biológica de microrganismo y microfauna, nos permite mantener un sistema limpio y el control de plagas indeseadas dañinas.

Luis David

About Luis David

Amante a la acuariofilia Marina.

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )