Un desastre con mi skimmer

Siempre enfatizamos la importancia de estar al tanto de las tareas de mantenimiento y rutina para que los pequeños problemas no se conviertan en grandes. Gran consejo para un hobby en el que las cosas malas suceden rápidamente y rápidamente se salen de control, ¿verdad? Desafortunadamente, mi fracaso reciente en seguir mi propio “sabio” consejo casi me llevo al desastre. Permítame establecer el escenario:

Durante las fiestas de navidad, mi esposa y yo tuvimos que preparar nuestra casa para una reunión familiar grande. Generalmente somos personas desordenadas, lo típico zapatos por aquí y esto por allá, eso significó una limpieza importante días antes de la reunión.

En el primer día de nuestra odisea de limpieza, estaba pasando la aspiradora alrededor de mi sistema de arrecife (situado en la sala de estar) y noté que el skimmer de proteína estaba en necesidad de una limpieza. Específicamente, el volumen de agua en la copa del skimmer era mayor de lo usual y el nivel de agua en la cámara de reacción era más alto de lo normal, ambos indican que la entrada de aire estaba obstruida, por lo que estaba a punto de rebosar de la copa.

Ahora, tiré el agua y limpié la copa del skimmer que fue un trabajo de 10 minutos, tal vez un poco más si tuviera que empapar los componentes en vinagre para disolver los depósitos de carbonato de calcio, pero lo preferí dejar para otro momento. Aparte yo estaba ocupado con las tareas domésticas y no quería desviarme, así que me dije “mañana” al skimmer con una limpieza profunda y volví a pasar la aspiradora.

 

Mala decisión.

Un desastre con mi skimmer

 

Dos horas más tarde, mientras yo tomaba un “respiro” rápido en la habitación adyacente, oí un sonido inusual que venía de la sala, una especie de ruido de chisporroteo que cambió rápidamente a una salpicadura más fuerte de lo normal. ¡Volví a la sala de estar para ver que era ese ruido y encontrar que el skimmer estaba desbordando como una fuente, pero literal, agua saliendo de la copa y tiro la tapa de la copa al suelo, echando todo ese desagradable desecho al sumidero y saliendo agua del sumidero!

 

Al ver todo eso mi cerebro se paralizo, pero a la vez reaccione y apagué inmediatamente la tira de energía que suministra a todo el acuario para prevenir problemas mayores, por ejemplo, que el agua que salía como fuente llegara a la regleta y causara aún más problemas.

 

Así que, en ese momento, sentado en el suelo con agua por todos lados me dispuse a sacar el skimmer y ver el problema, y como lo sospechaba tenía un tapón de sucio en la manguera de aire, también tuve que realizar un cambio de agua en el tanque y un proceso que tardó considerablemente más de los 10 minutos que había invertido dos horas antes,  sin contar lo que decía mi esposa (con tanto trabajo en casa y tu jugando con agua).

 

Afortunadamente, estaba a la mano para tomar medidas inmediatas cuando surgió esta crisis. Si hubiera estado fuera de la casa cuando se produjo el desbordamiento, las cosas podrían haber resultado muy diferentes, como por ejemplo un corte eléctrico por un cortocircuito, el desbordamiento del skimmer y vaciar el sump ya que era como una fuente, con lo que lleva dejar expuesto el fuerte calor del termostato y esto ocasionaría graves problemas.

 

Como algo tan simple puede salirse de control rápidamente y causar daños graves si no hacemos un correcto mantenimiento a nuestro sistema, esto me llevo a reflexionar que en nuestras manos tenemos la responsabilidad de tener todo bajo control ya que vidas depende de eso. Sin mencionar el costo monetario que invertimos en estos sistemas. Tuve mucha suerte de que esto sucediera mientras estaba en casa, de lo contrario, esta experiencia fuese un trago bastante amargo.

Bueno compañeros no pensaba escribir esta experiencia, pero creo que es importante que comentara lo sucedido y de esa manera enseñarles por voz propia lo delicado que es nuestro sistema de arrecife.

Related Posts

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )