Valores ideales para acuario marino

Esta info fue publicada en otro foro por un compañero (DUQ) extraída de las referencias colocadas abajo, y la comparto porque me parece importante que cada acuarista la lea completamente.

voy a iniciar este foro con este articulo de Randi Holmes, quien es un experto en la materia, sobre todo por su experiencia en sistemas cerrados.

En el se muestra los valores ideales de nuestro sistema y el motivo, servirá como referencia en muchas oportunidades, sobre todo para normalizar sobre-dosis efectuadas por nosotros mismos asociada a la fiebre de la mano en el agua o la llamada fiebre acuaristica, un poquito de esto o un poquito de lo otro y luego dando carrera para normalizar los valores.

Saludos.
Darwin. (Acuaristasmarinosdevenzuela)

Parámetros del agua en el acuario de arrecife

Traducido por Edgar Valencia-Morales

Los acuaristas a menudo preguntan qué parámetros del agua tener para lograr el éxito en un acuario de arrecife. Este artículo reúne esas recomendaciones en un solo lugar, se los muestra en tablas, así como muestra los niveles correspondientes en el agua de mar natural.

Muchas de las recomendaciones son mis propias opiniones, y otros acuaristas pueden recomendar niveles ligeramente diferentes. Para hacer clara la base de cada recomendación, una breve descripción de cada parámetro de particular importancia sigue a las tablas, junto con enlaces a otros artículos en linea que profundizan más en cada tema) hagan click en cualquier texto en color azul para ver el artículo enlazado).

La Tabla 1 muestra los parámetros de agua importantes en el acuario de arrecife que el acuarista debe controlar por varias razones. La Tabla 2 muestra parámetros menos importantes, o aquellos demasiado complicados para ser controlados cuidadosamente, pero de los que casi cualquier acuarista tiene preocupaciones o preguntas.

Tabla 1. Parámetros críticos a controlar en el acuario de arrecife.

Parámetro: Recomendación para el acuario de arrecife: Valor típico en el agua marina superficial:1
Calcio 380-450 ppm 420 ppm
Alcalinidad 2.5-4 meq/L
7-11 dKH
125-200 ppm CaCO3 equivalentes 2.5 meq/L
7 dKH
125 ppm CaCO3 equivalentes
Salinidad 35 ppt
gs = 1.026 34-36 ppt
gs = 1.025-1.027
Salinidad 76-83° F Variable2
pH 7.8-8.5 OK
8.1-8.3 es mejor 8.0-8.3 (puede ser mayor o menor en lagunas)
Magnesio 1250-1350 ppm 1280 ppm
Fosfato < 0.03 ppm 0.005 ppm
Ammonio <0.1 ppm Variable (típicamente <0.1 ppm)

Tabla 2. Otros parámetros en el acuario de arrecife.

Parametro: Recomendación para el acuario: Valor típico en el oceano:1
Silicio < 2 ppm, mucho menor si las diatomeas son un problema <0.06 – 2.7 ppm
Iodo No se recomienda su control 0.06 ppm total en todas sus formas
Nitrato < 0.2 ppm Variable (típicamente menor a 0.1 ppm)
Nitrito < 0.2 ppm típicamente Variable (típicamente menor a 0.0001 ppm)
Estroncio 5-15 ppm 8 ppm
ORP Control not recommended Variable
Boro < 10 ppm 4.4 ppm
Hierro Bajo los límites de detección del kit (las adiciones estan bien) 0.000006 ppm

Detalles de las recomendaciones: Parámetros críticos

Calcio

Muchos corales usan calcio para formar sus esqueletos, que están compuestos principalmente de carbonato de calcio. Los corales obtienen mucho del calcio para este proceso del agua que los rodea. Consequentemente, el calcio es agotado en un acuario albergando corales de rápido crecimiento, alga calcárea roja, Tridacnas y Halimeda. Conforme el calcio cae por debajo de 360 ppm, se hace progresivamente más dificil para los corales colectar suficiente calcio, deteniendo su crecimiento.

Mantener el nivel de calcio es uno de los aspectos más importantes del mantenimiento de acuarios de arrecife. La mayoría de los acuaristas tratan de mantener niveles cercanos a a los niveles naturales en su acuario(~420 ppm). El incrementar la concentraciones de calcio por encima de los niveles naturales no parece aumentar la calcificación (i.e., el crecimiento del esqueleto) en la mayoría de los corales. Experimentos con Stylophora pistillata, por ejemplo, mostraron que niveles bajos de calcio limitan la calcificación, pero que niveles arriba de 360 ppm no la incrementan.3 Exactamente por qué pasa esto se detalló en un artículo previo acerca de los mecanimos moleculares.

Por estas razones, sugiero que los acuaristas mantengan niveles de calcio entre 380 y 450 ppm. También sugiero el usar un, sistema balanceado de adición de alkalinidad y calcio. para sus rutinas de mantenimiento. El más popular de estos métodos balanceados incluye el uso de agua de cal (kalkwasser), reactores de carbonato de calcio/dióxido de carbono, y los sistemas de aditivos de dos partes.

Si el calcio se agota y necesita incrementarse significativamente, tales sistemas balanceados no son buena opción ya que elevarán demasiado la alcalinidad. En tales casos, agregar, cloruro de calcio es un buen método de elevar el calcio.

Alcalinidad

Al igual que el calcio, muchos corales usan “alcalinidad” para construir sus esqueletos, que están compuestos de carbonato de calcio. Generalmente se cree que los corales. toman bicarbonato, y lo convierten en carbonato para formar sus esqueletos de carbonato de calcio. Ese proceso de conversión se muestra como:

HCO3- à CO3– + H+

Bicarbonat0 à Carbonato + ácido

Para asegurarse que los corales tiene una dotación de bicarbonato suficiente para la calcificación, los acuaristas podrían medir directamente el bicarbonato. Sin embargo, diseñar una prueba para bicarbonatos es un poco más complicado que una para alcalinidad. En consequencia, el uso de la alcalinidad como una medida alternativa para bicarbonato esta fuertemente arraigado en la afición.

Así que, ¿qué es alcalinidad? Alcalinidad en el acuario marino es simplemente una medida de la cantiad de ácido requerida para disminuir el pH alrededor de 4.5, donde todo el bicarbonato se convierte en ácido carbónico así:

HCO3- + H+ à H2CO3

En el agua de mar normal, o la del acuario marino, el ión bicarbonato domina a otros iones que contribuyen a la alcalinidad, así que conocer la cantidad de H+ que se necesita para bajar el pH a 4.5 es lo mismo que saber cuanto bicarbonato está presente. Los acuaristas por lo tanto han hallado conveniente usar la alcalinidad como una medida alternativa de bicarbonatos.

Un problema importante con esta medida alternativa es que algunas mezclas de sal artificial como la de Seachem contienen concentraciones elevadas de borato. Mientras el borato está naturalmente en niveles bajos contribuye a la la estabilidad del pH, pero demasiado interfiere con la relación normal entre bicarbonato y alcalinidad y los acuarios usando esta mezcla deben de tomar esta diferencia en cuenta cuando determinen el nivel de alcalinidad apropiadol.

A diferencia de la concentración de calcio, se cree ampliamente que ciertos organismos calcifican más rapidamente a niveles de alcalinidad más elevados que los del agua de mar. Este resultado también se ha demostrado en la literatura científica, que ha determinado que agregar bicarbonato al agua de mar incrementa la tasa de calcificación de Porites porites.4 En este caso, doblar la tasa de bicarbonato, elevó la tasa de calcificación al doble. La toma de bicarbonato parece ser limitante en muchos corales.5 Esto podría deberse parcialmente al hecho de que ambos, fotosíntesis y calcificación están compitiendo por bicarbonatos, y que la concentración de bicarbonato externa no es suficientemente elevada para comenzar (con respecto a, por ejemplo, la concentración de calcio).

Por estas razones, el mantener la alcalinidad es un aspecto crítico del mantenimiento de acuarios de arrecife. En la ausencia de suplementación, la alcalinidad caerá rápidamente conforme los corales usan lo que se encuentre presente en el agua. La mayoría de los acuaristas tratan de mantener los niveles iguales o ligeramente arriba de lo que se encuentra en el agua de mar, aunque exactamente qué niveles tratan de obtener los acuaristas depende de las metas en su acuario. Aquellos que quieran un crecimiento del esqueleto más rápido, por ejemplo, a menudo forzan las cosas en su acuario hacia niveles elevados. Sugiero que los acuaristas mantengan los niveles entre 2.5 y 4 meq/L (7-11 dKH, equivalente a 125-200 ppm de Ca), aunque niveles mayores son aceptables mientras no bajen el nivel de calcio.

Niveles de alcalinidad mayores a los del agua de mar incrementan la precipitación abiótica de calcio sobre objetos como calentadores y propelas de bombas. Esta precipitación no sólo desperdicia el calcio y la alcalinidad que los acuaristas agregan con tanto cuidado, sino que también incrmentan los requerimentos para el mantenimiento del equipo. Cuando una alcalinidad elevada esta provocando esta precipitación, también puede bajar el nivel de calcio. Un nivel elevado de alcalinidad puede por tanto crear consecuencias indeseables.

Sugiero que los acuaristas usen un sistema balanceado de adición de alkalinidad y calcio de algún tipo para sus rutinas de mantenimiento. El más popular de estos métodos balanceados incluye el uso de agua de cal (kalkwasser), reactores de carbonato de calcio/dióxido de carbono, y los sistemas de aditivos de dos partes.

Para correciones rápidas de alcalinidad, los acuaristas pueden usar simplemente bicarbonato de sodio con buen efecto.

Salinidad

Hay varias formas de medir y reportar salinidad, incluyendo pruebas de conductividad, refractómetros e higrómetros. Por lo general reportan valores de gravedad específica (que carece de unidades) o salinidad (en unidades de partes por mil, ppt, correspondientes de manera aproximada al número de gramos de sal seca en un kilo de agua), aunque la conductividad (en unidades de mS/cm, miliSiemens/cm) se emplea a veces.

Sorprendentemente, los acuaristas no usan siempre unidades que corresponden a su técnica de medición gravedad específica para los higrómetros, índice de refracción para los refractómetros y conductividad para las sondas de conductividad) sino que usan las unidades de manera intercambiable.

Para referencia, agua de mar natural tiene una salinidad de alrededor de 35 ppt, correspondiente a 1.0264 y una conductividad de 53 mS/cm.

Hasta donde sé, hay poca evidencia real de que mantener a un acuario de arrecife a cualquier otra densidad que no sea la natural es preferible. Parece ser una práctica común mantener peces marinos y en muchos casos acuarios de arrecife, a una salinidad menor a los niveles naturales.. Esta práctica proviene, al menos en parte, de la creencia que los peces están menos estresados a una salinidad reducida. Malentendidos substanciales también se generan entre los acuaristas acerca de cómo la gravedad específica se relaciona con la salinidad, especialmente considerando los efectos de la temperatura.

Ron Shimek ha hablado de la salinidad en los arrecifes naturales en un artículo previo. Su recomendación, y la mía también, es mantener la salinidad en un nivel natural. Si los organismos en el acuario son de ambientes salobres, con salinidad menor, o del Mar Rojo con salinidad mayor, seleccionar algo diferente a 35 ppt hace sentido. De otra forma, sugiero ajustar la salinidad a 35 ppt (gravedad específica = 1.0264; conductividad = 53 mS/cm).

Temperatura

La temperatura impacta a los habitants del acuario en formas diversas. Antes que nada, las tasas metabólicas de los animales se incrementan conforme la temperatura se eleva. Consecuentemente, pueden usar más oxígeno, dióxido de carbono, nutrientes, calcio y alcalinidad a temperaturas elevadas. Esta tasa metabólica elevada puede incrementar también su tasa de crecimiento y la producción de desechos a temperatura alta.

Otro impacto importante de la temperatura está en los aspectos químicos del acuario. La solubilidad de los gases como el oxígeno y el bióxido de carbono, por ejemplo, cambia con la temperatura. El oxígeno, en particular, puede ser un problema ya que es menos soluble a temperatura elevada.

Así que ¿qué implica esto para el acuarista?

En muchos casos, tratar de igualar el ambiente natural en un acuario de arrecife es una meta que vale la pena. La temperatura puede, sin embargo, ser un parámetro que requiere ser considerado en forma práctica en un pequeño sistema cerrado. Viendo el oceano como una guía para ajustar la temperatura en el acuario de arrecife puede presentar complicaciones, poque los corales crecen en un amplio rango de temperauras. Sin embargo, Ron Shimek ha mostrado en un artículo previo que la gran mayoría de los corales se encuentran en aguas cuya temp. promedio es 83-86° F (28-30°C, N del T).

Sin embargo, los acuarios de arrecife tienen limitaciones que hacen su temperatura óptima un poco más baja. Durante el funcionamiento normal del acuario, el nivel de oxígeno y la tasa metabólica de los organismos a menudo no son asuntos importantes. Sin embargo, durante una crisis como falla de energía electrica, el oxígeno disuelto puede ser usado rápidamente. Temperaturas más bajas no sólo permiten un nivel mayor de oxígeno disuelto antes de la falla, sino que también reducen el consumo de ése oxígeno bajando el metabolismo de los habitantes del acuario. La producción de amonio conforme los organismos comienzan a morir también se ve reducida a temperaturas más bajas. Por estas razones, uno pude tratar de encontrar un balance práctico entre temperaturas que son muy elevadas (aún si los corales prosperan normalmente a esas temperaturas), y aquellas que son muy bajas. Aunque las temperaturas promedio en los arrecifes en áreas de máxima diversidad (i.e. triángulos de corales centrado en Indonesia), estas áreas están también sujetas a mezcla significativa. De hecho, los arrecifes más frios (i. e. arrecifes abiertos del pacífico) son a menudo más estables a temperaturas bajas debido a intercambio oceánico, pero son menos tolerantes a blanqueo y otras perturbaciones relacionadas con temperatura.

Considerando todas las cosas, las guías naturales dejan un rango muy amplio de temperaturas aceptables. Yo mantengo mi acuario entre 80-81° F (26-27°C) todo el año. Estoy más inclinado a mantener el acuario frío en el verano, cuando una falla en la energía electrica calentaría el acuario, y caliente en invierno, cuando una falla lo enfriaría.

Considerando todo, recomiendo temperaturas en el rango de 76-83° F (24-28°C) a menos que haya una razón muy clara para mantenerlo fuera de ese rango.

pH

Los acuaristas gastan una considerable cantidad de tiempo y esfuerzo preocupandose por, e intentando resolver, problemas aparentes con el pH de su acuario. Algo de este esfuerzo ciertamente es justificado, ya que verdaderos problemas de pH pueden conducir a una pobre salud en los animales. Sin embargo, en muchos casos, el único problema con el pH es su medición o su interpretación.

Varios factores hacen monitorear el pH del acuario marino importante. Uno es que los organismos acuáticos prosperan sólo a un rango particular de pH, que varia de organismo a organismo. Es por tanto dificil justificar el argumento de que un rango de pH es “óptimo” en un acuario que alberga muchas especies. Aún el pH del agua de mar (8.0 a 8.3) podría ser subóptimo para algunas de sus criaturas, pero se determinó hace más de 8 años que niveles de pH diferentes a los del agua de mar (por ejemplo menos de 7.3) estresan a los peces.6 Información adicional existe ahora acerca de los rangos de pH optimos para muchos organismos, pero los datos son completamente inadecuados para permitir a los acuaristas optimizar el pH para la mayoría de los organismos que les interesan.7-11

Adicionalmente, los efectos del pH sobre los organismos pueden ser directos o indirectos. La toxicidad de los metales tales como cobre y níquel para algunos de los organismos del acuario, tales como, mísidos y anfípodos,12 se sabe que cambia con el pH. Consequentemente, el rango aceptable de pH en un acuario puede variar con respecto a otros, aún si contiene los mismos organismos, pero tienen diferentes concentraciones de metales.

Cambios en el pH sin embargo, impactan substancialmente algunos procesos fundamentales que tienen lugar en organismos marinos. Uno de estos procesos fundamentales es la calificación, o deposición de carbonato de calcio en los esqueletos, que se sabe dependen del pH, cayendo conforme el pH baja.13,14 Usando este tipo de información, junto con la experiencia de los acuaristas, podemos desarrollar unas guías acerca de lo que son los rangos de pH aceptables en el acuario de arrecife, y que valores se salen del límite.

El rango acceptable de pH para los acuarios de arrecife es una opinión más que un hecho definido, y variará con la opinión de quien la proporciona. Este rango puede también ser bastante diferente de “rango óptimo”Sin embargo, justificar qué es óptimo, es más complicado que justificar qué es simplemente aceptable, por lo que nos enfocaremos en lo último. Como meta, sugiero el pH del agua de mar, alrededor de 8.2 como apropiado, pero el acuario de arrecife puede claramente prosperar en un rango amplio de valores de pH. En mi opinión, un rango de pH entre 7.8 y 8.5 es un rango aceptable para el acuario de arrecife, con varias consideraciones. Estas son:

Que la alcalinidad sea al menos 2.5 meq/L, y preferiblemente alta en el punto bajo de esta escala de pH. Baso este comentario parcialmente en el hecho e que muchos acuarios de arrecife operan efectivamente en el rango de pH de 7.8 a 8.0, y que muchos de los mejores ejemplos de estos tipos de acuario incorporan reactores de carbonato de calcio/dióxido de carbono que, mientras que tienden a bajar el pH, mantiene el nivel de alcalinidad bastante alto (mayor a 3 meq/L.). En este caso, cualquier problema asociado con calcificación a estos niveles bajos de pH pueden ser solucionados gracias a la alta alcalinidad.

Que el nivel de calcio sea al menos 400 ppm. La calcificación se vuelve más dificil conforme el pH y los niveles de calcio bajan. No es deseable forzar al extremo pH, calcio y alcalinidad al mismo tiempo, así que si el pH es bajo y no puede cambiarse facilmente (como puede ser el caso en un acuario con un reactor de CaCO3/CO2), al menos asegúrense que el nivel de calcio es normal o alto (~400-450 ppm).

De igual forma, uno de los problemas a pH elevado (cualquier valor arriba de 8.2, pero progresivamente más problemático con cada incremento) es la precipitación abiótica del carbonato de calcio, resultando en una caida en el calcio y alcalinidad, y el taponado de las propelas de las bombas y los calentadores. Si mandan el pH a 8.4 o mayor (como ocurre a menudo cuando se usa agua de cal), asegurense de que ambos, el calcio y la alcalinidad son mantenidos adecuadamente (eso es, ni muy bajo, inhibiendo la calcificación, ni muy elevado, causando la precipitación abiótica sobre el equipo).

Picos transitorios elevados, son menos dañinos que picos transitorios hacia abajo.

Magnesio

La importancia primaria del magnesio es su interacción con el balance de calcio y la alcalinidad en el arrecife. El agua de mar y la del acuario están siempre supersaturadas con carbonato de calcio. Esto es, los niveles de calcio y carbonato en solución exceden la cantidad que el agua puede mantener en equilibrio. ¿Cómo puede ser? El magnesio es una gran parte de la respuesta. En cuanto el calcio comienza a precipitar, el magnesio se enlaza a la superficie de los cristales de carbonato de calcio que precipitan. El magnesio tapona efectivamente la superficie de los cristales, por lo que ya no se ve como carbonato de calcio, haciéndolo incapaz de reclutar más calcio y carbonato, por lo que la precipitación para. Sin el magnesio, la precipitación abiótica (no biológica) del carbonato de calcio podría incrementarse lo suficiente para prohibir el mantener los niveles de calcio y alcalinidad en niveles naturales.

Por esta razón, sugiero llegar a la the concentración natural de magnesio en el agua de mar: ~1285 ppm. Para propósitos prácticos, 1250-1350 ppm está bien, y niveles ligeramente fuera de este rango (1200-1400 ppm) son también aceptables. No sugiero elevar el magnesio más de 100 ppm por día, en caso de que el suplemento de magnesio tenga impurezas. Si necesitan elevarlo en varios cientos de ppm, dosificarlo por varios dias permitirá de manera más adecuada alcanzar la concentración deseada, y permitiría al acuario manejar cualqueir posible impureza que contenga el suplemento.

Un acuario de corales y alga coralina puede acabarse el magnesio al incorporarlo en sus esqueletos de carbonato de calcio. Muchos métodos de adicionar calcio y alcalinidad podrían no proporcionar suficiente magnesio para mantener un nivel normal. Agua de calcio sedimentada (kalkwasser), en particular, es bastante deficiente en magnesio. Consequentemente, el magnesio debe medirse ocasionalmente, en particular si el calcio en el acuario parecen difíciles de mantener. Acuarios con excesiva precipitación abiótica de carbonato de calcio sobre objetos como calentadores y bombas, pueden sufrir de niveles bajos de magnesio (junto con alcalinidad, calcio y pH alto).

Fosfato

La forma “más simple” de fósforo en el acuario de arrecife es el ortofosfato inorgánico (H3PO4, H2PO4-, HPO4–, and PO4— son todos formas def ortofosfato). El ortofosfato es la forma de fosfato que la mayoría de los kits miden. Está presente también en el agua de mar natural, aunque también existen otras formas. Su concentración en el mar varía grandemente entre lugares, y también con la profundidad y hora del día. Las aguas superficiales carecen de fosfato comparadas con aguas profundas, debido a las actividades biológicas en aguas superficiales que secuestran el fosfato dentro de los organismos. La concentración de fosfato en la superficie del océano es muy baja comparada con la del acuario, algunas veces tan baja como 0.005 ppm.

En ausencia de esfuerzos específicos para minimizar el nivel de fosfato, típicamente se acumulará en el acuario de arrecife. Es introducido principalmente con las comidas, pero puede entrar también en el agua de reposición y con algunos métodos de suplementación de calcio y alcalinidad.

Si se le permite pasar los niveles normales, el fosfato causa dos resultados indeseados. Uno es la inhibición de la calcificación. Esto es, puede reducir la tasa a la que los corales y el alga coralina pueden construir esqueletos de carbonato de calcio, potencialmente deteniendo su crecimiento.

El fosfato puede ser también un nutriente limitante para el crecimiento de algas. Si se permite su acumulación, el crecimiento de las algas puede ser problematico. A concentraciones por debajo de 0.03 ppm, la tasa de crecimiento de muchas especies de fitoplanckton depende de la concentración de fosfato (suponiendo que no hay otra limitante, como nitrógeno o hierro). Por encima de este nivel, la tasa de crecimiento de muchos organismos marinos es independiente de la concentración de fosfato (aunque esta relación es más complicada en un acuario conteniendo fuentes de hierro y/o nitrógeno tales como nitrato en nivels mayores a los naturales). Asi que limitar el crecimiento de algas controlando el fosfato, requiere mantener los niveles de fosfato bastante bajos.

Por estas razones, el fosfato se debe mantener por debajo de 0.03 ppm. Si el mantenerlo por debajo de 0.03 ppm trae beneficios adicionales está por verse, pero esa es la meta que varios acuaristas persiguen mediante algunas maneras de exportar fosfatos. La mejor manera de mantener los fosfatos bajos es incorporar alguna combinación de mecanismo de exportación de fosfatos, como crecer y colectar macroalgas u otros organismos de crecimiento rápido, usar comidas sin exceso de fosfatos, el skimmer, usar agua de cal y usar resinas que remueven los fosfatos, especialmente esas basadas en hierro (que son siempre negras o cafés). Algunos acuaristas también han tratado de reducir fosfatos induciendo blooms de microorganismos como bacterias. Este método debe en mi opinión, dejarse a acuaristas experimentados.

Amoniaco

El amoniaco (NH3) es excretado por los animales y algunos otros habitantes del acuario. Desafortunadamente es muy tóxico para todos los animales, aunque no es tóxico para ciertos organismos, como algunas especies de macroalga que lo consumen abundantemente. Los peces no son los únicos animales a los que daña el amonio, y aún algunas algas como el fitoplanckton Nephroselmis pyriformis, son dañadas por menos de 0.1 ppm de amoniaco.15

En un acuario establecido, el amoniaco producido es procesado rápidamente. Las macroalgas lo usan para hacer proteinas, ADN, y otras moléculas que contienen nitrógeno. Las bacterias también lo utilizan y lo convierten a nitrito, nitrato y nitrógeno gaseoso (el famoso ciclo del nitrógeno). Todos estos compuestos son mucho menos tóxicos que el amoniaco (al menos para los peces), asi que los desechos amoniacales son rápidamente “detoxificados” bajo condiciones normales.

Sin embargo, bajo algunas condiciones, el amoniaco puede ser una preocupación. Durante el montaje inicial del acuario, o cuando se adiciona nueva roca o arena vivas, una abundancia de amoniaco puede producirse y los organismos podrían no detoxificarla lo suficientemente rápido. En estas circunstancias, los peces están en grave peligro. Niveles de amonio tan bajos como 0.2 ppm pueden ser peligrosos para los peces.16 En tales casos, los peces e invertebrados deben ser removidos a aguas limpias, o el acuario tratarse con productos que enlazan el amoniaco como amquel.

Muchos acuaristas se confunden con la diferencia entre amoniaco y una forma que se cree es menos tóxica: el amonio. Estas dos formas se interconvierten muy rápidamente (muchas veces por segundo), así que para muchos propósitos, no son químicos distinguibles. Están relacionados pro la reacción ácido base que se muestra abajo:

NH3 + H+ ßà NH4+

Ammoniaco + ión hidrógeno (ácido) ßà ión amonio

La unica razón por la que se cree que el amonio es menos tóxico que el amoniaco es porque al ser una molecula cargada, cruza las agallas de los peces y entra al torrente sanguíneo con mayor dificultad que el amoniaco, que pasa fácilmente por las membranas de la agalla y entra al torrente sanguíneo rápidamente.

En acuarios con niveles de pH elevados, que contienen menos H+, más del amoniaco total estará en la forma de NH3. En consecuencia, la toxicidad de una solución con una concentración fija de amoniaco se eleva conforme el pH se incrementa. Esto es importante en áreas como transporte de peces, donde el amoniaco puede incrementarse a niveles tóxicos.

Discutiré temas relacionados al amoniaco en mayor detalle en una columna futura.

RDetalles recomendados: Otros parámetros

Silicio

El silicio crea dos problemas. Si las diatomeas son un problema en un acuario establecido, pueden indicar una fuente substancial de silicio, especialmente en agua del grifo. En este caso, purificar el agua probablemente resuelva el problema. En tal situación, hacer pruebas no revelará niveles elevados de silicio porque las diatomeas lo pueden usar tan rápido como entra al acuario.

Si las diatomeas no son un problema, entonces recomiendo agregar siicio soluble. ¿Por qué recomiendo agregar silicio? Principalmente porque las criaturas en el acuario lo usan, la concentración en el acuario por lo general es menor a niveles naturales y en consecuencia las esponjas, moluscos y diatomeas viviendo en los acuarios podrían no tener suficiente para vivir.

Sugiero usar una solución de silicatos de sodio, ya que es una forma soluble de silicio. Yo adiciono un vaso de la solución de silicato de sodio, que es muy barata. Pueden hallar la solución en las tiendas porque los consumidores la usan para actividades como preservar huevos. Hallar los químcos a comprar puede ser dificil para mucha gente, sin e mbargo, esta tienda de química le vende a varios individuos. Diez dólares más envio les da para comprar suficente para 150 años de dosificar un acuario de 100 galones (378 L), así que el costo no es problema.

Basados en mi experiencia de dosificación, los acuaristas probablemente estarán seguros agregando 1 ppm SiO2 cada 1-2 semanas. Esto se basa en el hecho de que mi acuario usa eso en menos de 4 días sin ningun tipo de reacción “mala.” Por supuesto, no hay nada malo en comenzar a una décima parte de eso e incrementarla gradualmente. Si tienen demasiadas diatomeas, sólo reduzcan la dosis. Supongo que todo el SiO2 que he agregado a mi acuario ha sido usado por varios organismos (esponjas, diatomeas etc.), pero quiza tengo más esponjas que otros acuaristas. Consequentemente, las diatomeas pueden ser una preocupación para otros acuarios.

También recomiendo medir ocasionalmente la concentración de silicio en el agua, en caso de que la demanda en su acuario sea menor que en el mio. Si la concentración comienza a irse arriba de 3 ppm SiO2 aún en ausencia de diatomeas, yo probablemente reduciría la dosificación porque está cercana a la concentración que contiene el agua de mar en la superficie. Detalles adicionales en los métodos y la dosificación se describen en este artículo previo.

Yodo

Actualmente no dosifico yodo en mi acuario, y no recomiendo que otros lo hagan necesariamente. La dosificación de yodo es mucho más complicada que la de otros iones debido a su numerosa cantidad de formas existents de manera natural, el número de formas que los acuaristas dosifican, el hecho de que todas las formas se pueden interconvertir en el acuario y el hecho de que los kits disponibles sólo detectan algunas de las formas presentes. Esta complejidad, aunada al hecho de que no muchas de las especies mantenidas en el acuario requieren cantidades significativas de yodo, sugiere que su adición es innecesaria y problemática.

Por estas razones, recomiendo a los acuarista NO tratar de mantener una concentración especí fica de yodo usando aditivos y kits.

El yodo en el océano existe en una amplia variedad de formas, tanto orgánicas como inorgánicas, y los ciclos de yodo entre diferentes compuestos son muy complejos y son todavía un área de investigación activa. La naturaleza del yodo inorgánico en los océanos ha sido por lo general conocida por décadas. Las dos formas predominantes son yodato (IO3-) e yoduro (I-). Juntas estas dos especies de yodo generalmente se suman para dar 0.06 ppm de yodo total, pero los valores reportados pueden variar por un factor de dos. En el agua de la superficie, generalmente predomina el yodato, con valores típicos en el rango de 0.04 to 0.06 ppm de yodo. De igual forma, el yoduro se encuentra en concentraciones menores, típicamente 0.01 to 0.02 ppm de yodo.

Formas orgánicas de yodo e son cualquiera en las que el yodo esté unido covalentemente a un átomo de carbono, c omo yoduro de metilo CH3I. La concentración de estas formas orgánicas (de las que hay muchas moléculas diferentes) sólo comienzan a ser reconocidas por los oceanógrafos. En algunas areas costeras, las formas orgánicas pueden representar el 40% de yodo total, así que muchos reportes previos de niveles insignificantes de organoyodos podrían ser incorrectos.

Los organismos primarios en el acuario que “usan” yodo, al menos hasta donde se sabe en la literatura, son algas, tanto macro como microalgas. Mis experimentos con Caulerpa racemosa y Chaetomorpha sp. sugieren que las adiciones de yodo no incrementan el crecimiento de estas macroalgas, que se usan comunmente en el refugio.

Finalmente, para todos los interesados en dosificar yodo, sugiero que el yoduro es la forma más apropiada de dosificación. El yoduro es más fácilmente empleado por algunos organismos que el yodato, y se detecta por los dos kits disponibles (Seachem and Salifert).

Nitrato

El nitrato es un ión que ha atormentado hace mucho a los acuaristas, el nitrógeno que lo origina viene con las comidas, y puede, en muchos acuarios, elevar los nitratos lo suficiente para hacer dificil mantenerlo en niveles naturales. Hace una década o dos, muchos acuaristas hacian cambios de agua con la finalidad de reducir nitratos como su meta primaria. Afortunadamente, ahora tenemos muchas maneras de mantener el nitrato a raya, y los acuarios modernos sufren menos de nitratos elevados que los acuarios del pasado.

El nitrato se asocia a menudo con algas, y de hecho, crecimiento de las algas es estimulado por exceso de nutrientes, incluido el nitrato. Otras pestes potenciales, como los dinoflagelados también son estimulados por exceso de nitrato y otros nutrientes. El nitrato en sí mismo no es particularmente tóxico en los niveles en que se encuentra en el acuario, al menos en la literatura científica conocida. Sin embargo, niveles elevados de nitratos pueden estimular el crecimiento de zoxantelas, lo que a su vez puede disminuir la tasa de crecimiento de su coral hospedero.

Por estas razones, la mayoría de los acuaristas luchan por mantener los niveles de nitrato bajos. Una buena cantidad es menos de 0.02 ppm. Los acuarios de arrecife pueden funcionar aceptablemente con niveles mucho más elevados (digamos 20 ppm), pero se corre grave riesgo con los problemas mencionados arriba.

Hay muchas maneras de reducir el nitrato, incluidos la reducción de entradas de nitrógeno al acuario, incrementar la exportación con el skimmer, incrementar la exportación mediante el crecimiento y colecta de macroalgas o algas de tapete (o cualquier organismo que elijan), usar una cama profunda de arena, remover los filtros existentes diseñados para facilitar el ciclo de nitrógeno, usar desnitrificador de carbón, desnitrificador de azufre, usar AZ-NO3, usar sólidos que absorban nitratos, y usar polímeros de carbono que enlacen compuestos orgánicos. Todos estos métodos se describen en mayor detalle en un artículo previo.

Nitrito

Las preocupaciones de los acuaristas acerca del nitrito son por lo general importadas del hobby en agua dulce. El nitrito es mucho menos tóxico en agua salada que en agua dulce. Los peces por lo general son capaces de sobrevivir a más de 100 ppm de nitrato!17 Hasta que los experimentos futuros muestren toxicidad substancial de nitritos en los habitantes del acuario de arrecife, el nitrito no es un parámetro importante para ser monitoreado por el acuarista. El medir nitritos en un acuario recién instalado puede ser ilustrativo al mostrar los procesos bioquímicos que están llevándose a cabo. En la mayoría de los casos, No recomiendo que los acuaristas se molesten en medir los nitritos en un acuario establecido.

Estroncio

Mi recomendación es mantener los niveles de estroncio en el acuario en el rango de 5-15 ppm. Ese nivel cubre aproximadamente el nivel en el agua de mar de 8 ppm. No recomiendo que el acuarista suplemente con estroncio a menos que hayan medido el estroncio y hallado que está por debajo de 5 ppm. Medir y adicionar estroncio no es una actividad crítica para la mayoría de los aficionados, y no es una cosa trivial dado que los kits disponibles son difíciles de usar (ver abajo).

En algunas pruebas recientes, en mi acuario, sin adiciones de estroncio recientes, el estroncio ya estaba mas allá de los niveles naturales (en 15 ppm debido a los niveles elevados de estroncio en la sal Instant Ocean que usaba). No me gustaría ver que se fuera más arriba. En consecuencia, agregar un suplemento sin conocer la concentración presente en el acuario no es recomendable. La evidencia científica indica que algunos organismos necesitan estroncio, aunque no los organismos que la mayoría de los aficionados mantienen. Ciertos gasterópodos, cefalópodos, y radiolarios por ejemplo, requieren estroncio.18-34 Sin embargo, es claramente tóxico en concentraciones elevadas. En un caso reportado, 38 ppm de estroncio fue suficiente para matar una especie de cangrejo (Carcinus maenas).34 No hay evidencia indicando que 5-15 ppm sea dañina para algún organismo marino, aunque no se conoce qué niveles son óptimos. Finalmente, evidencia anecdótica de un número de acuaristas avanzados sugiere que los niveles de estroncio debajo de los hallados en forma natural son detrimentales para el crecimiento de los corales que muchos acuaristas mantienen, pero este efecto no ha sido probado.

¿Cómo se pueden mantener los niveles naturales de estroncio? Para hacerlo, por suuesto que se necesita un kit para estroncio soluble. Algunos kits son útiles para este propósito. Si no, mandar una muestra a un laboratorio pudiera ser una alternativa razonable para algunos. Si el resultado da un rango de entre 5-15 ppm, no se necesita ninguna acción. Si el nivel es superior a 15 ppm, el mejor método de reducción puede ser cambios de agua con una buena mezcla de sal, sin niveles anormales de estroncio. Si los niveles están por debajo de 5 ppm, añadir un suplemento de estroncio podría estar bien.

Sobretodo, cambios de agua con una mezcla de sal adecuada pudieran ser la mejor manera de mantener el estroncio en un nivel aceptable.

ORP

NO recomiendo a los acuaristas que traten de “controlar” el ORP.

El potencial de óxido-reducción (ORP) de un acuario marino es una medida relativa del poder oxidante de su agua. El ORP a menudo ha sido recomendado a los acuaristas como un parámetro importante y algunas compañias venden productos (equipo y químicos) designados a controlar el ORP. Muchos de los que recomiendan controlar el ORP han convencido a los acuaristas que es una medida relativa de la “pureza” del agua del acuario, a pesar de que esto jamas ha sido claramente demostrado.

El ORP en el fondo, es muy, muy complicado. Es quiza la característica química individual más complicada con que los acuaristas se van a encontrar. El ORP involucra muchos detalles químicos que son simplemente desconocidos, ya sea para el agua de mar o del acuario. Involucra procesos que no están en equilibrio, por lo que son difíciles de entender y predecir. Aún más complicado es el hecho de que los químicos controlan el ORP en un acuario podrían no ser los mismos que lo controlan en otro acuario, o en el mar.

El ORP es una medida interesante, aunque complicada, de las propiedades del agua en el acuario. Tiene utilidad para monitorear ciertos eventos en el acuario que impactan el ORP pero de otra manera puede ser dificil de detectar. Estos eventos pueden incluir muerte de organismos, así como incrementos a largo plazo de los niveles de sustancias orgánicas. Los acuaristas que monitorean el ORP, y que hacen otras cosas que parecen apropiadas para mantener un acuario (como incrementar la aireación, usar skimmer, carbón, etc.) podrían hallar útil el monitorear el ORP para conocer sus progresos.

Las mediciones de ORP son muy suceptibles a errores. Se les advierte fuertemente a los acuaristas que no sobreenfaticen las medidas absolutas de ORP, especialmente si no han calibrado recientemente su sonda para ORP. Más aún, las mediciones de ORP son más útiles cuando se miran los cambios en las lecturas de ORP con el paso del tiempo.

Algunos acuaristas usan oxidantes para elevar el ORP. Estas adiciones pueden beneficiar algunos acuarios, quizá en formas que no son demostrables solamente por cambios en el ORP. Nunca he usado esos materiales en mi acuario. En ausencia de datos que me convenzan de lo contrario, tales adiciones me parecen potencialmente más riesgosas que justificadas por susbeneficios e hipótesis demostradas.

Foto cortesía de Zak Klein.
Boro

La importancia del Boro en el acuario no se discute a menudo por los aficionados, a pesar del hecho de que mucha gente lo añade diariamente con sus suplementos de alcalinidad. La mayoría de los comentarios sobre el boro, de hecho, derivan de los fabricantes que lo venden de una forma u otra como “buffer.” Estas discusiones, desgraciadamente, casi siempre carecen de cualquier discusión cuantitativa del boro y sus efectos, tanto positivos como negativos. En general, el boro no es un elemento importante a controlar en el acuario.

El boro de hecho contribuye a una fracción minúscula de la capacidad amortiguadora del agua de mar. Parece ser necesario y deseable como nutrimento para ciertos organismos,35-37 pero también tóxico para otros en niveles no muy por encima de los niveles naturales,38-40 y debajo de las cantidades presentes en al menos una mezcla de sal artificial.

Por estas rezones, mi recomendación es mantener niveles aproximadamente naturales de Boro, alrededor de 4.4 ppm. Cualquier valor debajo de 10 ppm es probablemente aceptable para la mayoría de los acuarios. Se deben evitar valores arriba de 10 ppm. El Kit de Boro de Salifert es adecuado para determinar los niveles de Boro en el acuario, mientras que otros kits no lo son.

Hierro

El hierro es limitante para crecimiento en algunas partes del océano, y podría ser limitante para las macroalgas en el acuario. Debido a su escasez y a su importancia crítica, está también sujeto a un agresivo secuestro por bacterias y otros organismos marinos. En consecuencia, los acuaristas deberían considerar agregarlo si tienen macroalgas.

El hierro no es fácil de medir en los niveles en que normalmente se encuentra en el acuario. Tampoco es fácil determinar cúal de sus muchas formas están biodisponibles en el agua de mar y cuáles no. Consecuentemente, los acuaristas no deberían tener una concentración específica en mente, sino más bien decidir si lo quieren agregar y entonces utilizar una dosis adecuada moviendose progresivamente. La razón de agregar hierro es que las macroalgas se podrían beneficiar de él. Si no tienen macrooalgas, entonces tal vez no necesitan ni medirlo ni aditarlo en absoluto.

Decidir cúanto agregar es relativamente fácil, porque en mi experiencia, no parece importar demasiado. Supuestamente, una vez que han agregado suficiente para que no sea un nutrimento limitante, el hiero extra no causa ningún daño aparente (al menos que haya detectado en mi acuario o que haya oído de alguien más). Yo agrego entre 0.1 a 0.3 ml de una solución conteniendo 5 g de hierro (en la forma de 25 g de sulfato ferroso heptahidratado) en 250 ml de agua conteniendo 50.7 g de citrato de sodio dihidratado. Actualmente lo agrego una vez a la semana a mi sistema de aprox. 200 galones. Este citrato de hierro (II) se vuelve café y turbio con el tiempo, pero yo todavía lo uso.

No he notado effectos negativos de dosificar este hierro, o del suplemento de Kent de hierro y manganeso que he usado, que sean atribuibles al hierro, ni he oído de otros efectos negativos de otros empleando similares dosificaciones. Sin embargo, yo no mantengo todos los organismos disponibles en el hobby, y si algún efecto negativo aparece, recomiendo reducir la dosis o deterla completamente.

Dado que muchos aficionados no tienen acceso a los químicos para hacer citrato de hierro (II), recomiendo que los aficionados obtengan un suplemento comercial de hierro. Un número de suplementos apropiados y baratos están disponibles. Algunos suplementos comerciales como los de Kent, combinan el manganeso con el hierro, supuestamente porque la literatura científica ha demostrado que el fitoplanckton también remueve el manganeso de la columna de agua. No he experimentado con el manganeso, pero es aceptable usarlo si no se encuentra un suplemento de hierro puro.

También recomiendo usar sólo suplementos que contengan hierro quelado a una molecula orgánica. El hierro vendido para aplicaciones en agua dulce a menudo no son quelados porque el hierro libre es más soluble en el pH bajo de las peceras de agua dulce. Evitaría esos productos para aplicaciones marinas. Probablemente funcionen, ya que muchos estudios en la literatura científica usan hierro libre en agua de mar, pero probablemente no tan bien porque pudiera precipitar antes de que el sistema se fortifique con hierro.

En muchas ocasiones, los productos de hierro diseñados para acuarios marinos no dicen con qué está quelado el hierro, para proteger al propietario de la fórmula. Actualmente, no se si importa demasiado. Quelación muy fuerte por algunas moléculas inhibiría la biodisponibilidad al impedir la liberación del hierro a menos que la molécula quelante sea completamente separada, pero espero que los fabricantes hayan evitado el uso de estas moléculas. El EDTA, citrato y algunas otras se degradan fotoquímicamente, liberando continuamente pequeñas cantidades de hierro libre. Se cree que éste es el hierro libre que muchos de los organismos toman. “Captive Seawater Fishes” de Stephen Spotte incluye una discusión más detallada de su d egradación y toma.16

Debe notarse que el hierro puede ser uno de los factores limitantes para otros organismos además de las macroalgas. Estos incluyen microalgas, bacterias (aún bacterias patogénicas) y diatomeas. Estas posibilidades se discutieron en un artículo previo. Si tales problemas se presentan, se recomienda disminuir o parar la adición de hierro.

Resumen

Los temas de química a menudo descorazonan a los acuaristas. Hay muchos parámetros químicos que los acuaristas monitorean, algunos de los cuales son críticos para el éxito, y algunos que son menos importantes. De aquellos críticos para el éxito, sólo el calcio y la alcalinidad requieren suplementación regular en todos los acuarios de arrecife, aunque los otros en la Tabla 1 podrían requerir monitoreo. El mantener de manera exitosa los parámetros de la Tabla 1 en los niveles apropiados permite a los acuaristas avanzar un buen trecho hacia disfrutar su acuario completamente y al mismo tiempo asegurar que los habitantes están bien cuidados.

¡Feliz Arrecife!

——————————————————————————–

Si tienen preguntas de este artículo, por favor visite mi, foro de autores en Reef Central.

Referencias:

1. Chemical Oceanography, Second Edition. Millero, Frank J.; Editor. USA. (1996), 496 pp. Publisher: (CRC, Boca Raton, Fla.)

2. Using environmental data to define reef habitat: Where do we draw the line? Kleypas, J A, McManus, J. and Menez, L.. 1999. Am. Zool., 39: 146-159.

3. A compartmental approach to the mechanism of calcification in hermatypic corals. Tambutte, E. Allemand, D. Mueller, E. and Jaubert, J. (1996) J. Exp. Biol. 199, 1029-1041.

4. Bicarbonate addition promotes coral growth. Marubini, Francesca; Thake, Brenda. School of Biological Sciences, Queen Mary and Westfield College, London, UK. Limnol. Oceanogr. (1999), 44(3), 716-720.

5. Overview of CO2-induced changes in seawater chemistry. Kleypas, J A and Langdon, C. Proc. 9th Int. Coral Reef Sym., Bali, Indonesia, 23-27 Oct. 2000, Vol. 2:1085-1089.

6. Hydrogen-ion concentration of sea water in its biological relations. Atkins, W. R. G. J. Marine Biol. Assoc. (1922), 12 717-71.

7. Water quality requirements for first-feeding in marine fish larvae. II. pH, oxygen, and carbon dioxide. Brownell, Charles L. Dep. Zool., Univ. Cape Town, Rondebosch, S. Afr. J. Exp. Mar. Biol. Ecol. (1980), 44(2-3), 285-8.

8. Chondrus crispus (Gigartinaceae, Rhodophyta) tank cultivation: optimizing carbon input by a fixed pH and use of a salt water well. Braud, Jean-Paul; Amat, Mireille A. Sanofi Bio-Industries, Polder du Dain, Bouin, Fr. Hydrobiologia (1996), 326/327 335-340.

9. Physiological ecology of Gelidiella acerosa. Rao, P. Sreenivasa; Mehta, V. B. Dep. Biosci., Saurashtra Univ., Rajkot, India. J. Phycol. (1973), 9(3), 333-5.

10. Studies on marine biological filters. Model filters. Wickins, J. F. Fish. Exp. Stn., Minist. Agric. Fish. Food, Conwy/Gwynedd, UK. Water Res. (1983), 17(12), 1769-80.

11. Physiological characteristics of Mycosphaerella ascophylli, a fungal endophyte of the marine brown alga Ascophyllum nodosum. Fries, Nils. Inst. Physiol. Bot., Univ. Uppsala, Uppsala, Swed. Physiol. Plant. (1979), 45(1), 117-21.

12. pH dependent toxicity of five metals to three marine organisms. Ho, Kay T.; Kuhn, Anne; Pelletier, Marguerite C.; Hendricks, Tracey L.; Helmstetter, Andrea. National Health and Ecological Effects Research Laboratory, U.S. Environmental Protection Agency, Narragansett, RI, USA. Environmental Toxicology (1999), 14(2), 235-240.

13. Effects of lowered pH and elevated nitrate on coral calcification. Marubini, F.; Atkinson, M. J. Biosphere 2 Center, Columbia Univ., Oracle, AZ, USA. Mar. Ecol.: Prog. Ser. (1999), 188 117-121.

14. Effect of calcium carbonate saturation state on the calcification rate of an experimental coral reef. Langdon, Chris; Takahashi, Taro; Sweeney, Colm; Chipman, Dave; Goddard, John; Marubini, Francesca; Aceves, Heather; Barnett, Heidi; Atkinson, Marlin J. Lamont-Doherty Earth Observatory of Columbia University, Palisades, NY, USA. Global Biogeochem. Cycles (2000), 14(2), 639-654.

15. Assessment of ammonia toxicity in tests with the microalga, Nephroselmis pyriformis, Chlorophyta. Kallqvist, T.; Svenson, A. Norwegian Institute for Water Research, Kjelsas, Oslo, Norway. Water Research (2003), 37(3), 477-484.

16. Captive Seawater Fishes. Science and Technology by Stephen Spotte, Wiley-Interscience, New York (1992). pp. 942.

17. Seawater strontium and Sr/Ca variability in the Atlantic and Pacific oceans. de Villiers, S. Department of Geological Sciences, University of Washington, Seattle, WA, USA. Earth and Planetary Science Letters (1999), 171(4), 623-634.

18. Trace elements in acantharian skeletons. Brass, G. W. Rosenstiel Sch. Mar. Atmos. Sci., Univ. Miami, Miami, FL, USA. Limnology and Oceanography (1980), 25(1), 146-9.

19. Morphologies and transformations of celestite in seawater: the role of acantharians in strontium and barium geochemistry. Bernstein, Renate E.; Byrne, Robert H.; Betzer, Peter R.; Greco, Anthony M. Dep. Mar. Sci., Univ. South Florida, St. Petersburg, FL, USA. Geochimica et Cosmochimica Acta (1992), 56(8), 3273-9.

20. General characteristics and radioecology of the strontium Radiolaria organisms Acantharia. Strontium-87 and strontium-90 in Acantharia. Reshetnyak, V. V. USSR. Editor(s): Polikarpov, G. G. Khemoradioekologiya Pelagiali Bentali (1974), 188-91, 259-70. Publisher: “Naukova Dumka”, Kiev, USSR

21. Marine celestite and the role of acantharians in oceanic strontium and barium geochemistry. Bernstein, Renate Ellen. Univ. of South Florida, Tampa, FL, USA. Avail. UMI, Order No. DA3001934. (2000), 125 pp. From: Diss. Abstr. Int., B 2001, 62(1), 117.

22. Coprecipitation of cations with calcium carbonate. Coprecipitation of strontium(II) with aragonite between 16 and 96.deg. Kinsman, David J. J.; Holland, Heinrich D.. Princeton Univ., Princeton, NJ, USA. Geochimica et Cosmochimica Acta (1969), 33(1), 1-17.

23. Strontium distribution in Geosecs oceanic profiles. Brass, Garrett W.; Turekian, Karl K. Dep. Geol. Geophys., Yale Univ., New Haven, CT, USA. Earth and Planetary Science Letters (1974), 23(1), 141-8.

24. Acantharian fluxes and strontium to chlorinity ratios in the North Pacific Ocean. Bernstein, R. E.; Betzer, P. R.; Feely, R. A.; Byrne, R. H.; Lamb, M. F.; Michaels, A. F. Dep. Mar. Sci., Univ. South Florida, St. Petersburg, FL, USA. Science (Washington, DC, United States) (1987), 237(4821), 1490-4.

25. Comparative analysis of vertical distribution patterns of epipelagic radiolaria, chlorophyll, and zooplankton in different regions of he North Atlantic Ocean (June-Sept. 2001). Zasko, D. N.; Vedernikov, V. I. Inst. Okeanol. im. P. P. Shirshova, RAN, Moscow, Russia. Okeanologiya (Moscow, Russian Federation) (2003), 43(1), 69-77.

26. Biological minerals formed from strontium and barium sulfates. III. The morphology and crystallography of strontium sulfate crystals from the colonial radiolarian, Sphaerozoum punctatum. Hughes, N. P.; Perry, C. C.; Anderson, O. R.; Williams, R. J. P. Inorg. Chem. Lab., Univ. Oxford, Oxford, UK. Proceedings of the Royal Society of London, Series B: Biological Sciences (1989), 238(1292), 223-33, 3 plates.

27. Macromolecular assemblages in controlled biomineralization. Perry, C. C.; Fraser, M. A.; Hughes, N. P. Chem. Dep., Brunel Univ., Uxbridge/Middlesex, UK. ACS Symposium Series (1991), 444(Surf. React. Pept. Polym.: Discovery Commer.), 316-39.

28. Transmission and scanning electron microscopic evidence for cytoplasmic deposition of strontium sulfate crystals in colonial radiolaria. Anderson, O. R.; Perry, C. C.; Hughes, N. P. Lamont-Doherty Geol. Obs., Columbia Univ., Palisades, NY, USA. Philosophical Transactions of the Royal Society of London, Series B: Biological Sciences (1990), 329(1252), 81-6.

29. Effects of strontium on the embryonic development of Aplysia californica. Bidwell, Joseph P.; Paige, John A.; Kuzirian, Alan M. Howard Hughes Med. Inst., Woods Hole, MA, USA. Biological Bulletin (Woods Hole, MA, United States) (1986), 170(1), 75-901

30. The effect of strontium on embryonic calcification of Aplysia californica. Bidwell, Joseph P.; Kuzirian, Alan; Jones, Glenn; Nadeau, Lloyd; Garland, Lisa. Howard Hughes Med. Inst., Woods Hole Oceanogr. Inst., Woods Hole, MA, USA. Biological Bulletin (Woods Hole, MA, United States) (1990), 178(3), 231-8.

31. Statoconia formation in molluscan statocysts. Wiederhold M L; Sheridan C E; Smith N K Division of Otorhinolaryngology, The University of Texas Health Science Center at San Antonio, USA SCANNING ELECTRON MICROSCOPY (1986), 2 781-92.

32. Strontium is required for statolith development and thus normal swimming behavior of hatchling cephalopods. Hanlon, Roger T.; Bidwell, Joseph P.; Tait, Richard. Mar. Biomed. Inst., Univ. Texas Med. Branch, Galveston, TX, USA. Journal of Experimental Biology (1989), 141 187-95.

33. Growth increments and biomineralization process in cephalopod statoliths. Bettencourt, Vera; Guerra, Angel. Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC), Vigo, Spain. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology (2000), 248(2), 191-205.

34. Experimental study on the acute toxicity of cobalt, antimony, strontium and silver salts in some Crustacea and their larvae and in some Teleostei. Amiard, J. C.. Dep. Prot., CEA, St.-Paul-lez-Durance, Fr. Revue Internationale d’Oceanographie Medicale (1976), 43 79-95.

35. Regulation of enzymatic activity: one possible role of dietary boron in higher animals and humans. Hunt, Curtiss D. Grand Forks Human Nutrition Research Center, USDA-ARS, Grand Forks, ND, USA. Biological Trace Element Research (1998), 66(1-3), 205-225.

36. Inorganic nutrition of marine macroalgae in culture. McLachlan, J. Atl. Res. Lab., Natl. Res. Counc. Canada, Halifax, NS, Can. Editor(s): Srivastava, Lalit Mohan. Synth. Degrad. Processes Mar. Macrophytes, Proc. Conf. (1982), Meeting Date 1980, 71-98.

37. Structure and biosynthesis of borophycin, a new boeseken complex of boric acid from a marine strain of the blue-green alga Nostoc linckia. Hemscheidt, Thomas; Puglisi, Melany P.; Larsen, Linda K.; Patterson, Gregory M. L.; Moore, Richard E.; Rios, Jorge L.; Clardy, Jon. Department of Chemistry, University of Hawaii, Honolulu, HI, USA. Journal of Organic Chemistry (1994), 59(12), 3467-71.

38. A comparative analysis of the toxicity of boron compounds to freshwater and saltwater species. Hovatter, Patricia S.; Ross, Robert H. Health and Safety Research Division, Oak Ridge National Laboratory, Oak Ridge, TN, USA. ASTM Special Technical Publication (1995), STP 1218(Environmental Toxicology and Risk Assessment: 3rd Vol.), 288-302.

39. Ambient Water Quality Guidelines for Boron

40. United Nations International Program On Chemical Safety

Reefkeeping Magazine™ Reef Central, LLC-Copyright © 2008

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )