Conoce todo acerca de la estrella Linckia laevigata?

Conoce todo acerca de la estrella Linckia laevigata

La estrella Linckia laevigata, popularmente conocida como la estrella de mar azul, presentan una cualidad muy curiosa, y es que su duro esqueleto está compuesto de pequeñas placas calcáreas a las cuales se les denominan osícuos; estos le dan una apariencia exclusiva cuyas proyecciones le aportan un aspecto espinoso a la estrella. Visualmente son muy hermosas, pero como todo ser vivo requiere de cuidados.

 

Reino Animal

Las cuantiosas especies de seres vivos son innumerables; pero el reino animal lo podemos clasificar en dos grandes grupos. Por una parte, encontramos a los vertebrados y por el otro a los invertebrados. Es precisamente en este último grupo donde se encuentra la estrella Linckia laevigata, la cual es un equinodermo, asteroideo.

Los equinodermos son invertebrados de origen marino, cuyas cualidades destacan por su simetría radial, similar a lo que observamos en una rueda de bicicleta. Esta clasificación a su vez presenta diversas subcategorías; en donde encontramos a los asteroides, que son lo que conocemos cotidianamente como “estrellas de mar”, que suelen tener generalmente entre 5 o 6 brazos, de aspecto triangular, y se unen en el centro por un tono similar a un disco.

Se trata de una especie digna de admirar y de estudiar por sus cuantiosas características, como es el caso de los numerosos piececitos que simulan la estructura de un tubo, a los que científicamente se les conoce como podios o píe ambulacral; los cuales trabajan siempre en conjunto posibilitando que el desplazamiento de la estrella.

Datos curiosos

Las estrellas de mar en general poseen una cualidad cuya función hace que predominen de otras especies. Y es que, si sufren una pérdida de su brazo, ya sea por un accidente, tienen la capacidad de regenerarlo. De hecho, en algunas especies, puede surgir incluso un nuevo animal de tal amputación, tal como el caso de las estrellas azules.

Las estrellas de mar requieren de cuidados rigurosos, y hay que tener en cuenta que su boca se halla en la zona central inferior de su superficie; mientras que el ano, es encuentra en la parte superior.

Por su parte, la estrella Linckia laevigata es más común de lo que se cree, dentro del mundo animal, pero sus cuidados son altamente inexorables. Aunado a ello, las estrellas azules no poseen dimorfismo sexual; es decir; que se pueden reproducir tanto sexual como asexualmente.

Cuidados de las Linckias Azules

De la amplia variedad de estrellas de mar que puede acoger el reino marino, las Linckias laevigatas son sumamente delicadas, y en definitiva es mejor no secuestrarlas del medio ambiente en el que se hallan. No se recomienda habituarlas a acuarios, ya que existe un alto índice de mortalidad cuando están fuera de su propio ecosistema.

Estudios especializados demuestran que la vida en cautiverio de una estrella azul no sobrepasa los dos años, porque ésta más que comer algas, se alimenta de bacterias que crecen en las rocas.

El reino marino es tan asombroso, que muchas de ellas en cautiverio aceptan comer residuos de algas, camarón o pescado. Sin embargo, debe considerar que no todas admiten este tipo de alimentos y que, además, tarde o temprano mueren puesto que no es lo suficientemente nutritivo para la especie.

Si planeas tener una Linckia laevigata en un acuario, se recomienda que cuides radicalmente de la salud de la estrella. Asegúrate de obtener una especie que esté saludable, y así poder tener el tiempo suficiente para irla aclimatando poco a poco. Es muy sensible a los cambios climáticos por lo que, de brindarle un ambiente brusco, podrías olvidarte de ella en un parpadear.

Qué saber de la Linckia laevigata

Éstas se clasifican dentro del Reino Animalia, como Echinodermata Asterozoa, de clase asteroidea. Pertenece al orden Valvatida y a la familia de los Ophidiasteridae. Se conoce que su origen es proveniente del océano Indo-Pacífico África oriental hasta las islas de Hawái. Su habitad se sabe que es de enaguas tropicales y se hallan comúnmente en arrecifes de 0 a 60 metros de profundidad.

Las estrellas azules pueden alcanzar un tamaño de 40 centímetros de diámetros y se alimentan principalmente de microorganismos que surgen en la arena y roca viva. Igualmente, pueden tomar como alimento algas filamentosas y con una buena alimentación puede aclimatarse a otros alimentos como residuos de camarones o pescados; esto último no aconsejable del todo ya que no le es muy nutritivo. Claro que, su hermosura es irresistible para nosotros.

Luis David

About Luis David

Amante a la acuariofilia Marina.

Deja un comentario ( tu comentario sera moderado para evitar spam )

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.