Guía científica sobre los ciclos biológicos en el acuario.

ciclos biológicos en el acuario

Cualquiera que se acerque por primera vez a un ecosistema acuático no puede dejar de escuchar acerca de los ciclos biológicos, en particular el ciclo del nitrógeno y el ciclo del fósforo. Entonces, ¿qué son estos ciclos? ¿Cómo trabajan? Y sobre todo, ¿para qué sirven? Todo está explicado en esta guía.

 

¿Qué es un ciclo?

Maduración en el acuario: ¿De qué estamos hablando? Una conocida ley de la física establece que en el universo nada se crea y nada se destruye sino que todo se transforma. Como dice la palabra "ciclo", el elemento inicial que tomamos en consideración (por ejemplo, el nitrógeno) se encuentra inicialmente en un determinado estado y en un determinado entorno (por ejemplo, como un gas en la atmósfera) y después de varias transformaciones, cambiando de estado. y medio ambiente, se encuentra en el punto de partida.

Cada una de estas transformaciones genera o absorbe energía. Es precisamente gracias a este continuo intercambio que los seres vivos son capaces de llevar a cabo el suyo. ciclo vital. Por lo tanto, no debemos pensar en un sistema biológico como un sistema estático.
En cambio, debemos pensarlo como un entorno en el que tienen lugar una infinidad de reacciones químicas que se sustentan principalmente en:

En un acuario estos Las reacciones químicas tienen lugar desde el primer momento en que introducimos agua. en la bañera. Pero lleva tiempo alcanzar cierta estabilidad, en un proceso que se denomina maduración en el acuario.

Te puede interesar:  Hyphessobrycon herbertaxelrodi: el pez neón negro

Bacterias en el ciclo de maduración en el acuario.

Aunque para el profano estos ciclos puedan parecer algo mágico, en realidad son la expresión de una lucha diaria por la supervivencia que libran unos seres vivos microscópicos llamados bacterias.
Fueron las primeras formas de vida en manifestarse en este planeta, por lo tanto, con todos estos miles de millones de años disponibles para evolucionar, no es descabellado definirlos como el verdadero motor de los ciclos de vida.
Por sencillez, se pueden dividir en dos grandes familias: i bacterias heterótrofas y de bacterias autótrofas.
Los primeros son seres vivos que necesitan material organico ya hecho para "comer" y oxígeno para respirar. Segundos la materia orgánica que son capaces de producir por sí mismos a través de reacciones químicas particulares, como también sucede con las plantas, y no necesitan oxígeno.

El ciclo del nitrógeno

Comienza con la fijación de nitrógeno atmosférico por parte de los microorganismos presentes en el suelo o el agua. Pero en lo que a nosotros se refiere, es decir, al acuario, empecemos por el nitrógeno ya fijado y eliminado por los habitantes del acuario en forma de amoníaco, o mejor dicho, como ion de amonio.

  1. La primera parte de este proceso la llevan a cabo bacterias del género Nitrosomonas. Bacterias autótrofas que transforman el dióxido de carbono en carbono orgánico y para ello aprovechan la energía derivada de la oxidación del ion amonio a ion nitrito. Son bacterias presentes en casi todas partes, tienen una reproducción relativamente lenta (la velocidad de multiplicación requiere un par de semanas, frente a unas pocas horas de las bacterias heterótrofas), son y son fotofóbico por lo tanto, para escapar de la luz pueden instalarse en puntos donde la luz no llega (por ejemplo, dentro del filtro o debajo de la arena) o pueden "cubrirse" con otras bacterias.
  2. La segunda parte se desarrolla gracias a bacterias del género Nitrobacter. También son autótrofos pero toman la energía necesaria para su metabolismo al oxidar el ion nitrito en ion nitrato, mucho menos tóxico que el amoníaco y los nitritos.
Te puede interesar:  un pez ángel muy afable

Para concluir el ciclo y obtener nitrógeno gaseoso necesitamos la proceso de desnitrificación. Por lo general, esta reacción la llevan a cabo tales bacterias. Pseudomonas Y Clostridium. Son bacterias heterótrofas y por tanto necesitan oxígeno para llevar a cabo sus procesos metabólicos.
Sin embargo, si el oxígeno escasea y por tanto se encuentran en condición anaeróbica, son capaces de aprovechar la capacidad oxidante de los iones nitrato para metabolizar el carbono orgánico del que se alimentan, produciendo nitrógeno gaseoso entre los productos finales que se reintroduce en la atmósfera.

El segundo ciclo del que hablaremos es el ciclo del fósforo.

Biológicamente hablando es más sencillo que el del nitrógeno, ya que el fósforo inorgánico es organicizado por hongos y bacterias en sus formas más solubles y puesto a disposición para la producción de sustancias fundamentales para la vida, como ácidos nucleicos, ATP, etc., para luego volver en forma mineralizada. forma en el medio ambiente.
En realidad, las cosas son un poco más complicadas, ya que existen otras especies bacterianas que pueden formar parte de estos procesos. Además, muchas veces un mismo tipo de bacteria puede realizar distintas reacciones según el medio en el que se encuentre, como hemos visto anteriormente al hablar de Pseudomonas.

Espero que esta guía sobre el ciclo de maduración en el acuario te haya sido de ayuda y te haya aclarado un poco más tus ideas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más...